Guía completa. Como exfoliar las axilas para blanquearlas de manera efectiva

¿Te acomplejan las axilas oscuras?

No te preocupes; no eres la única. Este problema común afecta a muchas personas, y suele estar causado por factores como el afeitado, el uso de desodorantes con alcohol y la acumulación de células muertas de la piel.

La buena noticia es que puedes blanquear eficazmente tus axilas exfoliándolas con regularidad.

En esta guía, te mostraremos cómo exfoliarte las axilas para conseguir un aspecto más brillante y suave.

Elige el exfoliante adecuado

Exfoliarte las axilas consiste en eliminar la capa superior de células cutáneas muertas, dejando al descubierto la piel nueva y fresca que hay debajo. Para ello, debes utilizar el exfoliante adecuado (Ver Ofertas en Amazon).

Puedes utilizar un exfoliante físico (Ver Ofertas en Amazon), que contiene gránulos o partículas que eliminan físicamente las células cutáneas muertas, o un exfoliante químico (Ver Ofertas en Amazon), que contiene enzimas que disuelven las células cutáneas muertas.

Los exfoliantes físicos incluyen azúcar, sal, posos de café o una esponja vegetal, mientras que los exfoliantes químicos incluyen alfahidroxiácidos (AHA) o betahidroxiácidos (BHA).

Prepara la piel

Antes de exfoliarte las axilas, es fundamental preparar la piel adecuadamente. Límpiate las axilas con un jabón suave (Ver Ofertas en Amazon) o un gel de baño (Ver Ofertas en Amazon) y sécatelas. Evita utilizar productos que contengan alcohol, ya que pueden resecar la piel y agravar el oscurecimiento. También es buena idea recortarte el vello de las axilas para evitar tirones o molestias durante la exfoliación.

Exfoliar las axilas

Ahora que la piel está preparada, es hora de exfoliar las axilas. Coge el exfoliante (Ver Ofertas en Amazon) que hayas elegido y aplícatelo directamente en las axilas.

Utiliza movimientos circulares suaves para masajear el exfoliante en la piel, centrándote en las zonas más oscuras o ásperas que otras.

Procura no frotar con demasiada fuerza ni durante demasiado tiempo, ya que podrías dañar la piel.

Aclarar e hidratar

Tras terminar de exfoliarte, aclárate bien las axilas con agua tibia. Aplica una crema hidratante suave y sin perfume (Ver Ofertas en Amazon) para calmar la piel y ayudar a mantener la barrera de hidratación de la piel.

Evita utilizar productos perfumados o antitranspirantes inmediatamente después de exfoliarte, ya que pueden irritar la piel recién exfoliada.

Consejos para una exfoliación segura y eficaz de las axilas

– No te exfolies las axilas más de una o dos veces por semana, ya que una exfoliación excesiva puede dañar la piel.


– Evita utilizar exfoliantes fuertes o productos con ingredientes abrasivos que puedan causar irritación cutánea.


– Si tienes la piel sensible, empieza con un exfoliante suave (Ver Ofertas en Amazon) y escucha las necesidades de tu piel.


– No te apliques desodorantes ni antitranspirantes inmediatamente después de exfoliarte.


– Protege tu piel del sol llevando manga larga o utilizando un protector solar de base mineral (Ver Ofertas en Amazon).

La conclusión

Exfoliarte las axilas con regularidad es una forma eficaz de reducir la hiperpigmentación y conseguir una piel suave y más luminosa.

Siguiendo estos sencillos pasos e incorporando técnicas seguras y eficaces, podrás disfrutar de los beneficios de unas axilas más brillantes y de aspecto más joven.

Recuerda ser suave con tu piel y escuchar sus necesidades para garantizar una piel brillante y sana con cada exfoliación.

Deja un comentario