Como prevenir la fatiga ocular digital

Los dispositivos digitales se han convertido en parte integrante de nuestra vida cotidiana.

Ya sea por trabajo, entretenimiento o comunicación, pasamos horas mirando pantallas, lo que puede causar fatiga ocular digital.

Se trata de una afección que provoca una serie de síntomas, como tensión ocular, dolores de cabeza, sequedad ocular y dolor de cuello y hombros, derivados del uso excesivo de dispositivos digitales.

Sin embargo, hay varias formas de prevenir y controlar la fatiga ocular digital.

En este artículo, hablaremos de algunos consejos y trucos para reducir el impacto de la fatiga ocular digital.

Tómate descansos regulares

Tomarse descansos regulares es esencial para prevenir la fatiga ocular digital. La Asociación Americana de Optometría recomienda seguir la regla 20-20-20 para reducir la fatiga ocular. Significa hacer una pausa de 20 segundos cada 20 minutos y mirar a algo que esté a 6 metros de distancia.

Al hacerlo, das a tus ojos la oportunidad de descansar, lo que ayuda a reducir el cansancio y la fatiga oculares. Además, mirar objetos lejanos ayuda a relajar los músculos oculares que ajustan el enfoque en los objetos cercanos.

Ajusta el brillo y el contraste de tu pantalla

El brillo y el contraste de tu pantalla desempeñan un papel vital en la reducción de la fatiga ocular digital. Una pantalla demasiado brillante o demasiado tenue puede sobrecargar tus ojos. Por tanto, ajusta el brillo de la pantalla a un nivel cómodo que no sea ni demasiado brillante ni demasiado tenue. Además, ajustar el contraste puede ayudar a diferenciar entre textos y fondos, reduciendo la tensión ocular.

Usa una iluminación adecuada

Una iluminación adecuada es esencial para reducir la fatiga y la tensión oculares.

La mejor forma de reducir la fatiga ocular es asegurarte de que tienes suficiente iluminación cuando utilices un dispositivo digital o trabajes con un ordenador.

Si el entorno es demasiado luminoso o demasiado tenue, puede provocar fatiga ocular.

Por tanto, asegúrate de que hay suficiente iluminación en la habitación para ver con claridad tu pantalla digital.

Sigue la ergonomía de la pantalla

Una mala ergonomía de la pantalla puede causar fatiga ocular digital. Por tanto, asegúrate de que la pantalla de tu ordenador está colocada a la altura de tus ojos o ligeramente por debajo. Evita doblar el cuello o mirar hacia arriba para ver la pantalla. Ajustar la altura del monitor del ordenador puede ayudar a reducir la tensión del cuello y los hombros. Además, utiliza una silla ergonómica (Ver Oferta en Amazon) para mantener una postura correcta.

Usa gafas de ordenador

Las gafas de ordenador (Ver Oferta en Amazon) están especialmente diseñadas para reducir el cansancio y la fatiga ocular digital. Ayudan a filtrar la luz azul y minimizan el deslumbramiento, que puede causar fatiga ocular. Además, las gafas para ordenador tienen una graduación única, diferente de la de tus gafas normales.

Están diseñadas para reducir la tensión muscular de enfoque que se produce al utilizar pantallas digitales. Por tanto, invertir en unas gafas de ordenador puede ayudar a reducir la fatiga ocular digital.

Parpadear con frecuencia

Parpadear es esencial para mantener los ojos húmedos, lo que ayuda a reducir la sequedad ocular y la fatiga ocular.

Cuando trabajamos con dispositivos digitales, tendemos a parpadear con menos frecuencia, lo que provoca sequedad ocular e irritación.

Por tanto, haz un esfuerzo consciente por parpadear con frecuencia para mantener los ojos húmedos.

Además, puedes utilizar lágrimas artificiales (Ver Oferta en Amazon) para lubricar los ojos y reducir la sequedad.

Reduce la exposición a la luz azul

La exposición a la luz azul puede causar fatiga ocular digital. Por tanto, reducir la exposición a la luz azul puede ayudar a reducir la tensión ocular.

Hay varias formas de reducir la exposición a la luz azul, como utilizar filtros de pantalla, ajustar la configuración de la pantalla para reducir la luz azul o instalar aplicaciones que bloqueen las emisiones de luz azul. Por ejemplo, se puede activar Night Shift en los dispositivos Apple para reducir las emisiones de luz azul.

Conclusión

La fatiga ocular digital es un problema común que la mayoría de la gente experimenta debido al uso excesivo de dispositivos digitales. Sin embargo, seguir estos consejos y trucos puede ayudar a reducir el impacto de la fatiga ocular digital.

Hacer descansos regulares, ajustar el brillo y el contraste de la pantalla, utilizar una iluminación adecuada, seguir la ergonomía de la pantalla, utilizar gafas de ordenador, parpadear con frecuencia y reducir la exposición a la luz azul son algunas de las formas de prevenir la fatiga ocular digital.

Adoptando estos hábitos, puedes reducir la fatiga ocular digital y mantener la salud ocular.

Deja un comentario