Consejos para tratar la piel de las manos resecas y agrietadas

Nuestras manos son una de las partes más expuestas de nuestro cuerpo, por eso son más susceptibles a la sequedad y las grietas.

La piel seca, áspera y escamosa de las manos puede ocurrirle a cualquiera, pero es un problema frecuente en quienes tienen la piel sensible o en quienes realizan con frecuencia actividades que implican el uso de agua, detergentes o productos químicos.

Si tienes problemas de piel seca y agrietada en las manos, puedes seguir estos consejos para ayudar a restaurar la hidratación natural de la piel y prevenir daños mayores.

Usa jabón de manos hidratante

El primer paso y el más importante para prevenir la sequedad y el agrietamiento de la piel de las manos es elegir el tipo de jabón adecuado.

Muchos jabones de manos convencionales contienen sustancias químicas que pueden despojar a la piel de sus aceites naturales, provocando sequedad.

En lugar de utilizar este tipo de jabón de manos, opta por un jabón de manos hidratante (Ver Oferta en Amazon) que contenga ingredientes naturales como aloe vera, glicerina o aceite de jojoba. Estos ingredientes ayudan a hidratar la piel y la dejan suave y tersa.

Evita el agua caliente

Aunque una ducha caliente puede ser tentadora, puede ser perjudicial para la piel, especialmente para las manos. La exposición prolongada al agua caliente puede despojar a la piel de sus aceites naturales, provocando sequedad y grietas.

En su lugar, lávate las manos con agua tibia, y evita pasar demasiado tiempo en la ducha o la bañera.

Invierte en una buena crema de manos

Una buena crema de manos (Ver Oferta en Amazon) es imprescindible para cualquiera que tenga la piel de las manos seca y agrietada.

Las cremas de manos ayudan a hidratar la piel y proporcionan una barrera protectora que evita daños mayores.

Busca cremas de manos que contengan ingredientes naturales como manteca de karité, manteca de cacao o aceite de almendras.

Estos ingredientes pueden ayudar a calmar la piel seca y agrietada y favorecer la cicatrización.

Aplica crema de manos con frecuencia

Aplicar crema de manos (Ver Oferta en Amazon) con frecuencia es esencial para mantener el nivel de hidratación de la piel. Lo mejor es aplicar la crema de manos después de lavártelas, ya que es cuando la piel es más vulnerable. Aplica una cantidad generosa de crema y frótala suavemente hasta que se absorba por completo.

También puedes aplicarte crema de manos antes de acostarte, ya que así le da tiempo a actuar durante la noche.

Usa guantes

Usar guantes (Ver Oferta en Amazon) puede protegerte las manos de la exposición a productos químicos, agua y otros irritantes que pueden provocar sequedad y grietas.

Utiliza guantes cuando realices tareas domésticas, jardinería o cualquier otra tarea que implique el uso de productos químicos agresivos o una exposición prolongada al agua. Esto puede ayudar a prevenir daños mayores y a proteger la hidratación natural de tus manos.

Mantente hidratado

Beber mucha agua no sólo es importante para tu salud general, sino también para la salud de tu piel.

Beber suficiente agua puede ayudarte a mantener la piel hidratada y prevenir la sequedad. Se recomienda beber al menos 8 vasos de agua al día para mantener la piel sana e hidratada.

Protege tu piel del sol

La exposición a los dañinos rayos UV del sol puede causar daños en la piel, como sequedad y grietas.

Es esencial proteger la piel del sol, sobre todo las manos, que suelen estar expuestas.

Aplícate un protector solar de amplio espectro (Ver Oferta en Amazon) con un FPS de 30 o superior antes de salir al sol.

También puedes llevar guantes o mangas largas para protegerte las manos de los rayos solares.

En conclusión, si tienes la piel de las manos seca y agrietada, puedes seguir estos consejos para ayudar a restaurar la hidratación natural de la piel y evitar daños mayores.

Utilizar jabones de manos hidratantes, evitar el agua caliente, usar guantes y aplicar crema de manos con frecuencia son esenciales para mantener la piel sana e hidratada.

Mantente hidratado, protege tu piel del sol y cuida bien tus manos para evitar la sequedad y las grietas.

Deja un comentario